fbpx

Enagás inicia una planta industrial que transforma residuos agrarios en biogás

Producir e inyectar 20 gigavatios anuales de biometano en el sistema gasista español es el objetivo de la planta que las empresas Enagás y Suma Capital han puesto en marcha en Burgos, la primera de estas características y de inversión privada en España y que permitirá un ahorro de emisiones de alrededor de 30.000 toneladas equivalentes de CO2. Esta instalación industrial ha requerido una inversión de dos millones de euros y servirá como modelo de otras iniciativas similares en España, como la que está a punto de ponerse en marcha en Tarragona, concretamente en La Galera, según ha informado este miércoles el consejero delegado de Enagás, Marcelino Oreja. Este proyecto, denominado UNUE, se inició en septiembre de 2020 con la construcción de una planta diseñada para transformar biogás, que se obtiene por la descomposición de residuos orgánicos biodegradables, en biometano. Tras un año de trabajos y la realización con éxito de las primeras inyecciones a la red española de gasoductos, la planta, ubicada en el polígono burgalés de Villalonquéjar -el más grande de Castilla y León-, ha empezado a operar. La primera inyección de biometano se ha realizado en el mes de septiembre de este año, concretamente a la red de Nedgia, distribuidora de gas del grupo Naturgy.