¿Alguna vez has divagado mientras viajas en coche o completas una tarea bastante tediosa en tu lugar de trabajo? Puede que a todos nos haya pasado y es natural que, frente a la monotonía de la vida diaria, las obligaciones, el tráfico y el estrés que experimentamos tan a menudo, tengamos el constante deseo de escapar a un lugar paradisíaco, donde todo sea sol, brisa, paisajes hermosos y muchas aventuras inolvidables para compartir con la familia.

Y si bien es cierto que apenas comienza el 2020 y que falta mucho para el verano, nunca es demasiado temprano para planificar una escapada en pareja o un paseo de fin de semana con las personas que amas ¿Te animas a conocer los destinos preferidos de los viajeros? En este post compartimos contigo una lista de las mejores playas de Europa, así como algunos consejos que podrían resultarte útiles para pasar unos días de ensueño.

Playas europeas con encanto

No solo es el destino soñado de la mayoría de las personas, sino que también es famosa por su cultura variada, su gran abanico de idiomas, los platillos suculentos que se pueden degustar en cada urbe y el encanto de sus parajes, que hace pensar en la forma gloriosa en la que se unen la creación de Dios y el ingenio del hombre. Sin duda, Europa tiene mucho para ofrecer y, si estás buscando dónde descansar, sigue leyendo, porque en este post encontrarás algunas ideas para que hagas tu equipaje y te animes a salir de casa.

·         Inglaterra. Es un país que destaca por su rica cultura, su comida deliciosa y, desde luego, sus excelentes playas. Es cierto que el verano en Reino Unido dura muy poco, pero, sin importar el mes en el que decidas viajar, habrá mucho que puedas ver y disfrutar. Y una de sus costas más conocidas no es otra que St. Ives, tan antigua como sus majestuosas colinas de Cornwall. Con sus aguas verdiazules, que acogen a las embarcaciones de la zona, y un escenario imponente de viviendas que se aglomeran desde la ladera hasta la arena blanca, no tiene nada que envidiar al exotismo de las aguas latinas.

·         Italia. Otro gigante europeo que destaca por sus lindas playas es Italia, no en vano es uno de los sitios preferidos de ricos y famosos para ir de vacaciones. Después de Grecia, Italia es el paraíso con más costas de Europa y una de las playas que más vale la pena conocer es Berchida, la cual se extiende desde Capo Comino hasta Orosei, con aguas transparentes y un sinfín de arroyos que van a morir en la arena. No cabe duda, por lo tanto, de que es el lugar perfecto para irte de luna de miel o pasar tiempo de calidad con tus hijos.  

·         Grecia. Quienes han viajado a este hermoso país no dudarán en decir que Elafonisi es la mejor playa de Creta, pues sus aguas cristalinas y su arena rosa enamoran a primera vista. Y, no, no es una broma: ¡La arena realmente es rosa!  Es conocida como Caribe griego, ya que no tiene nada que envidiarle a las costas más hermosas y visitadas del mundo; además, si te preocupa el transporte, debes saber que es un centro turístico de fácil acceso, pudiendo llegar en transporte público desde Chania, en automóvil o contratando un tour privado.

·         España. Ninguna lista que incluya las mejores playas de Europa puede estar completa sin mencionar las de la península ibérica. España cuenta con 8.000 kilómetros de playa y escenarios naturales para todos los gustos, por lo que no resulta extraño que sea uno de los destinos preferidos de turistas de todas partes del mundo. Y una de las más hermosas es la playa Calahonda, en el pueblo de Nerja.

Se trata de un cuadro perfecto, cuya sinfonía de azules se funde en las tonalidades más grises y verdosas de las colinas circundantes. Para llegar a este hermoso lugar, te recomendamos que contrates el servicio de Málaga transfer, que te conduce desde al aeropuerto de manera cómoda y segura.

·         Malta. Si lo que buscas es un sitio en el que simplemente puedas echarte al sol y tomar una siesta o leer un buen libro, Xlendi Beach, en Malta, es un pequeño Edén rodeado de acantilados, cuevas talladas para los más aventureros y aguas traslúcidas que se extienden en la margen de una franja de arena, creando un paisaje único que invita, tanto a gozar de la placidez del silencio, como a practicar deportes acuáticos, entre los que destacan el snorkel, el buceo y los paseos en bote.

Recomendaciones para ir de viaje a las playas españolas

Sin embargo, en caso de que cuentes con un presupuesto más ajustado o simplemente desees quedarte en España, viajar a la Costa del Sol u otro destino turístico, y aprovechar el fin de semana con tu pareja o con amigos, no te puedes perder estos tips.

1.      Deja tu automóvil en buenas manos

Viajar en coche a la playa es un gran placer, pero también implica una gran responsabilidad. Así que, si te preocupa estacionarlo en algún lugar donde se pueda rayar o sufrir abolladuras, te recomendamos el servicio de parking en el aeropuerto de Málaga, uno de los destinos costeros más hermosos y completos de España, con playas para todos los gustos. Trasládate seguro con tus seres queridos y pon tu propiedad a buen recaudo.

2.      Planifica tu viaje

Por lo general, los puntos de interés turístico de la costa española son bastante asequibles y, precisamente, Málaga es una de esas ciudades que tiene la capacidad de ajustarse a todos los bolsillos. No es muy costoso ni difícil encontrar alojamientos aptos para tu presupuesto, aunque debes tener en cuenta que, mientras mejor sea la ubicación, más elevado será el precio por noche. Por ello, lo mejor que puedes hacer es hospedarte en un hostal que sea lo más céntrico posible, de modo que no tengas que depender del transporte público.

3.      Infórmate acerca de las actividades

Antes de hacer tu equipaje y reservar la estadía en el hotel, procura conocer bien qué puedes hacer en el lugar al que viajarás. En Málaga, las playas son de visita obligatoria, sobre todo las de la Costa del Sol, aunque también hay museos muy interesantes y restaurantes por lo que vale la pena hacer un tour; pero, si eliges otro destino muy popular de España, como Sevilla, por ejemplo, ve a conocer las playas Islantilla y Matalascañas, que son ideales para pasar unos días divertidos con los niños. Y, por si fuera poco, en esta ciudad también puedes pasear por el Parque Nacional de Doñana, hacer un tour por las bodegas de Osborne y explorar todo el esplendor arquitectónico de Costa de la Luz.

Finalmente, no olvides llevar contigo todo lo esencial y sé previsivo, en especial si vas a trasladarte con los consentidos de la casa. Y recuerda que una buena actitud y el deseo de divertirte hará que crees recuerdos inolvidables.