EL PIROMUSICAL DE PIROTECNIA RICARDO CABALLER CERRARÁ EL SAN JUAN VALLENC

25
  • La pirotecnia que maravilló por las Decenales vuelve a Valls siete años después

La Pirotecnia Ricardo Caballer, que realizó el Piromusical de las últimas Fiestas Decenales de la Virgen de la Candelaria, ha sido la seleccionada por la comisión participativa de fuegos artificiales para disparar la clausura de la Fiesta Mayor de San Juan 2018 el 25 de junio. Después de siete ediciones en que el castillo de fuegos de San Juan ha ido subiendo de nivel hasta convertirse en el pasado año un Piromusical, la empresa pirotécnica de la localidad valenciana de Olocau vuelve a la ciudad de Valls en el emplazamiento del Fornás que ellos mismos estrenaron por las Decenales 2011. en estos años Ricardo Caballer también se ha convertido en el empresario y artista más innovador de la pirotecnia estatal, y ha inaugurado una segunda planta de producción en Bétera.

Ricardo Caballer es en la actualidad el gran nombre de la pirotecnia valenciana y su sello es admirado en todo el mundo. Sin ir más atrás en el tiempo, el año pasado, 2017, disparó cuatro piromusicales de referencia internacional, como fueron el 16º Simposio Internacional de Fuegos Artificiales en la meca japonesa de la pirotecnia, Omagari; el Piromusical de la Feria de Julio de la ciudad de Valencia; el concurso internacional de piromusicales de Brno "Ignis Brunensis", en Chequia; y el piromusical de exhibición que concluyó el 54º Concurso internacional de fuegos de Donostia / San Sebastián. El año anterior, en 2016, obtuvo el que probablemente sea el galardón de más prestigio en todo el mundo: el Júpiter de Oro del 32º Concurso de piromusicales "La International des Feux Loto-Québec", celebrado en Montreal, Canadá, que ya había atesorado en 1996 y 2006. y es que la internacionalización ha sido la fórmula que ha permitido a esta empresa pirotécnica sortear la crisis económica española y superar la competencia local. El 85% de las ventas lo realizan fuera de España.

Un palmarés histórico

Además de la experiencia en la ejecución de la modalidad de castillos de fuegos piromusicales, su nómina de premios es enorme. Nació de aquella casa histórica que en 1881 fundó Vicente Caballer Calatayud, del que el actual director artístico, Ricardo Caballer Caro, es el bisnieto. Tiene una larguísima nómina de primeros premios estatales e internacionales: Premio Feria de Valencia en 1905, Premio de la Exposición Regional de Valencia el 1909-1910, 1923-1924, en 1927, en 1931, en 1932; Premio de la Exposición de Barcelona en 1911-1912, 1929 y 1930, Premio de la Exposición Iberoamericana de Sevilla en 1931; Premio Tracas de lujo en la Feria de Valencia en 1943; primer Premio de Castells de Sonido Quelo en Valencia en 1948; Premio de tracas rápidas en las Fallas de Valencia en 1949, 1950 y 1951; y Premio a Pamplona en 1951.

Durante la etapa de dirección de los actuales Ricardo Caballer -padre e hijo-, ha obtenido el primer Premio del concurso de carcasas esféricas y del de carcasas libres de las Fallas de Valencia en 1986; la Concha de Oro del concurso internacional de Donostia en cinco ocasiones, en 1989, 1996, 2001, 2002 y 2006; Premio del público en nueve oportunidades en Donostia en 1992, 1996, 1998, 2001, 2002, 2003, 2006, 2007 y 2013; mejor calificación a Sakura, Japón, en 1992, 1995 y 1998; primer Premio del concurso internacional de Estocolmo, Suecia, en 1992 y Campeón de Campeones en 1996; primer premio en el Concurso de Bilbao en 2003, tanto en la categoría oficial como en la del público; primer premio en el concurso internacional de Tarragona en 1994 y 2002; primer Premio a Ottaviano, Nápoles, en 1994; primer Premio de piromusicales en Toronto, Canadá, en 1995; primer Premio a Vancouver, Canadá, en 1996; primer premio a Parapela, Estonia en 1999; primer premio en el concurso de castillos de fuegos de Alicante en 2000; primer premio en el concurso internacional de piromusicales de Japón en 2000; primer premio Mascletaes on line por votación popular de las Fallas 2001 y 2002; primer premio en el Concurso internacional de piromusicales de Madeira, Portugal, en 2003; primer premio en el Concurso internacional de piromusicales de la ciudad de Stuttgart, Alemania, en 2003 y 2009; y primer premio de castillos en Pamplona en 2004.

Entre los espectáculos más destacados que Ricardo Caballer ha ofrecido también se encuentra el homenaje de Valencia al poeta Ausiàs March en 1997, con motivo del 600 aniversario, y el hecho de ser la pirotecnia que representó Europa en el festival pirotécnico de conclusión de los Juegos Olímpicos de Sydney, Australia, en 2000. en 2002 consiguió el récord Guinness de traca, al dispararse una de 21,097 kilómetros; en 2011, 2012, 2014 y 2017 disparó los fuegos dedicados al apóstol Santiago en Santiago de Compostela; en 2014 realizó las ceremonias inaugural y de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia; y 2016 creó el espectáculo conmemorativo de la proclamación de las Fallas de Valencia como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Ha sido proveedor oficial de los fuegos artificiales del parque Disney en Tokyo (Japón) y también en Port Aventura.