Jessica Brown Findlay (Downton Abbey): “Las mujeres de Harlots: Cortesanas usan el sexo para ser independientes”

0
26
- Publicidad -
closeEsta noticia fue publicada hace 2 months 7 days por lo que podría hacer referencia a un evento o suceso antiguo. Le recomendamos visitar nuestra portada para ver las noticias mas recientes.

COSMO está estrenando todos los domingos a las 22:15 horas nuevos capítulos de Harlots: Cortesanas, una coproducción entre la plataforma de streaming estadounidense Hulu y el canal británico ITV que nos introduce de lleno en el negocio de la prostitución en el Londres del siglo XVIII y que la crítica ha alabado y definido como “una visión moderna del sexo en esa época histórica”. La serie ya ha sido renovada por una segunda temporada, que llegará en 2018.

Jessica Brown Findlay es Charlotte Wells, la hija mayor de Margaret Wells (Samantha Morton), la dueña de uno de los muchos burdeles de la época que sueña con ascender en la sociedad londinense. A pesar de que su belleza le ha otorgado gran éxito hasta el punto de convertirse en toda una celebridad, Charlotte entrará en una peligrosa racha autodestructiva debido a la fogosidad de su espíritu rebelde.

Natural de Inglaterra, Brown Findlay comenzó su carrera como bailarina de ballet, pero varias operaciones de tobillo terminaron con su ascendente éxito. Más tarde, comenzó en el mundo de la actuación con su papel de Emelia en la película británica de 2011 Albatross y logró darse a conocer con papeles importantes como el de Lady Sybil en la popular serie Downton Abbey, entre otros.

Tras ponerse de nuevo en la piel de un personaje de época, Jessica Brown Findlay nos cuenta cómo ha sido su experiencia en Harlots: Cortesanas, la serie que COSMO ha traído en exclusiva a España.

- Publicidad -

¿Por qué decidiste participar en Harlots: Cortesanas?

Es difícil encontrar un papel de este calibre en el panorama actual de ficción y en una producción creada por mujeres y con un personaje como Charlotte. En cuanto me confirmaron que era la elegida para interpretarla, no lo dudé ni un momento. Estar involucrada en este proyecto es algo mágico y me hace sentir valiente y audaz. Desde el principio quise formar parte de esta increíble historia.

¿Qué encontraremos en la serie?

Harlots: Cortesanas gira en torno al sexo. Eso es precisamente lo que hacen estas mujeres, el servicio que prestan. Sin embargo, a través de su trabajo la serie es también una demostración honesta de su vida. Trata de la familia, el amor, el comportamiento social, la economía y muchos otros temas. Todo es mucho más complejo que el sexo, son mujeres que están sobreviviendo. Las veremos luchar y prosperar a partir de ese negocio.

¿Han sido contadas anteriormente las historias de estas mujeres?

No creo que hayamos visto las historias de estas mujeres contadas en este contexto. Tal vez hayamos visto indicios, pero desde la perspectiva de una sola persona. Harlots: Cortesanas cuenta las historias y experiencias de muchas mujeres al mismo tiempo. Un día puedes estar en lo más alto y al siguiente todo lo contrario y esto es lo que la serie sabe reflejar a la perfección.

El equipo de producción ha estado integrado solo por mujeres… ¿qué importancia ha tenido este hecho en el proyecto?

Que la participación femenina haya abarcado desde la dirección y producción hasta el reparto ha sido muy interesante. He tenido en todo momento un gran sentimiento de empoderamiento que me ha hecho enfocar mi trabajo desde un punto de vista diferente. Al comienzo de cada rodaje, podíamos hablar y discutir sobre varios temas. Que la opinión del elenco se tomara en cuenta ha sido crucial para hacernos sentir como una gran familia.

¿Cómo definirías a Charlotte Wells, tu personaje?

Charlotte es la mayor de dos hermanas. Su madre dirige un burdel y ella es una de las cortesanas más aclamadas de la ciudad. A pesar de que un hombre rico le ofrece seguridad y protección, Charlotte se niega a firmar un contrato y convertirse en su “propiedad“. Su espíritu rebelde no encaja en la alta sociedad, pero cuando visita a su madre y a su hermana en el burdel tampoco parece encajar allí. Sabe que está en una situación delicada pero su obstinación por no perder su libertad la lleva a actuar, a veces, de la forma menos indicada.

¿Has descubierto algo con tu participación en la serie que te haya sorprendido o alarmado?

Sí, hay algo sorprendente en cada giro de la trama. Una de cada cinco mujeres participaba en el negocio del sexo en aquella época, una estadística que me resulta muy chocante. Además, la edad de consentimiento era doce años, básicamente unas niñas. Si te casabas, tu cuerpo se consideraba propiedad del hombre. Por eso las mujeres decidían convertirse en prostitutas, para ser dueñas de su propio cuerpo.

¿Ha supuesto un reto para ti rodar las escenas de sexo?

En una historia como la que contamos, es difícil no tener que protagonizarlas. Las escenas de sexo son muy incómodas, pero puedes llegar a hacerlas divertidas. Las directoras y productoras me hicieron sentir feliz y confiada. Podía exponer cómo me sentía en todo momento e hicieron todo lo posible por romper el hielo en las escenas subidas de tono y convertirlo en algo cómodo e incluso gracioso.

¿Encuentras algunas similitudes con Downton Abbey, una serie también de época en la que has participado?

Muy pocas. La ropa interior es similar, pero el tema que tratan no. Creo que no hay comparación entre ambas. Harlots: Cortesanases emocionante, compleja y menos edulcorada. Por eso, aunque ambas me encanten y estén ambientadas en el pasado, no puedo compararlas.

¿Cómo ha sido pasar para ti del inocente papel como Lady Sybil en Downton Abbey a interpretar a Charlotte?

Hace ya más de cinco años que no interpreto a Lady Sybil, por lo que no ha sido una transición, ni ha habido un antes y un después. Ambos personajes son diferentes y aunque el primero me ha dado mucho y siempre lo tendré presente, me identifico más con el espíritu rebelde de Charlotte. En la vida real soy bastante feminista al igual que ella, por lo que puedo poner algo más de mí misma cuando me meto en su piel.

Se te nota muy cómoda interpretando personajes de otras épocas… ¿los prefieres antes que ponerte en la piel de alguien más actual?

Es cierto, me resulta muy cómodo interpretar personajes de otras épocas. Creo que me hace esforzarme y meterme mejor en la piel de mi personaje porque tengo que estudiarlo más a fondo. No solo tengo que aprender a llevar el vestuario, sino también los gestos y la forma de expresarse. En Harlots: Cortesanas he llevado vestidos que no cabían por la puerta y pelucas de alturas desmesuradas. Esto hace que el esfuerzo sea doble.

¿Fue difícil para ti abandonar el papel de Lady Sybil?

Es un privilegio para mí tener Downton (Abbey) en mi currículum, pero llegó un momento en el que mi nombre solo se relacionaba con Lady Sybil y tenía ganas de hacer cosas nuevas. Siempre agradeceré todo lo que me dio mi personaje, pero necesitaba ver escrito mi nombre y que no fuera directamente relacionado con mi papel en esta serie.

Por último, ¿qué reflexión es la primera que te viene a la mente después de haber rodado Harlots: Cortesanas?

Me ha encantado formar parte de este rodaje. Ha sido maravilloso trabajar con gente con ideas tan afines a las mías y abierta a escuchar las ideas de todos. Las personas detrás de las cámaras son las que aportan a esta producción ese aire valiente y atrevido.

COSMO está estrenando nuevos capítulos de Harlots: Cortesanas todos los domingos, a las 22:15 horas.

- Publicidad -

DEJAR UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor, escriba su nombre