Fuente:

La Traviata, la «extraviada» como recuerda al traducir Paco Azorín, se ha convertido este lunes en Peralada en un alegato por la libertad de la mujer en la que Violetta Valéry, la conocida protagonista, ejerce por obra de este director los derechos que le concede la sociedad del siglo XXI.
La pieza que Giuseppe Verdi estrenó en 1853 fue una revolución, ya que sus personajes ejercían de ciudadanos de mitad del siglo XIX sin recurrir a tragedias clásicas o a leyendas antiguas.
La novela en la que se inspiraron Verdi y el autor del libreto, Francesco Maria Piave, era «La dama de las camelias» de Alejandro Dumas, un libro publicado tan sólo un año antes de que los espectadores viesen por primera vez La Traviata.