El Solleric reflexiona sobre el presente de Mallorca

0
49
- Publicidad -
closeEsta noticia fue publicada hace 10 months 12 days puede que haga referencia a un hecho del pasado. Te recomendamos que pases por nuestra portada para descubrir noticias nuevas.

Dos muestras con Mallorca y la necesidad de repensar su presente como eje central. Son las dos propuestas que el Casal Solleric inaugura esta tarde en el marco del Creart Palma 2016, la línea de ayudas impulsada por la Fundación Palma Espai de arte para artistas y comisarios puedan mostrar sus propuestas en el espacio municipal. De esta manera, Toni Amengual presenta en el Espacio Born “Holy Days” mientras que la museografía María Royuela y la comisaria Helena Lugo han preparado para el Área 1 la muestra “De regreso a la isla”, con obras de Red Sandoval.
El concejal de Cultura, Patrimonio, Memoria Historia y Política Lingüística, Miquel Perelló, ha destacado la importancia del Creart, “un proyecto nuevo que tiene como objetivo promover la participación del sector de las artes”. “Un jurado seleccionó las propuestas que hoy se inauguran, un nuevo modelo que quiere dar una nueva vida en el Solleric”, según Perelló. Tanto Amengual como Lugo y Royuela han agradecido la oportunidad de poder mostrar sus proyectos a un centro como el Solleric.

Contenido

Se trata de dos exposiciones críticas con el presente de la isla que invitan al espectador a reflexionar. Así, “Holy days” muestra imágenes protagonizadas por un souvenir adquirido en Mallorca fotografiadas sobre metacrilato y fondo negro, que convierte el objeto en una joya. Lo que quiere conseguir es que el espectador reflexione sobre cuál es la imagen que Baleares proyectan hacia el exterior y qué modelo turístico generan basándose en estos objetos turísticos.

Por otra parte, “De regreso a la isla” conmemora el quinto centenario de la “Utopía” de Tomás Moro. La propuesta quiere acercar a los espectadores al concepto de utopía como ficción y isla, para generar conciencia histórica sobre la búsqueda de ideales en el presente. Así, siguiendo la estructura del libro Utopía, la exposición busca criticar el sistema actual y pensar la isla como posibilidad, un no-lugar aislado, remoto, lejano e imposible, pero que al menos se atreva a imaginar un futuro que no ha llegado y que se ha esperado durante 500 años.

- Publicidad -